Una relación precio-disponibilidad imbatible
para nuestras copias de seguridad fuera de Bélgica.



Alain Van Messen, directivo de la empresa Evoluto




«Una relación precio-disponibilidad imbatible para nuestras copias de seguridad fuera de Bélgica.»



Evoluto es una empresa de servicios informáticos instalada en Bruselas. Despachos contable, agencias inmobiliarias, concesionarios de automóviles, productoras de vídeo, hoteles, restaurantes…: los clientes de Alain Van Messen proceden de múltiples sectores de actividad.

Para alojar el correo electrónico de estas pymes, sus datos y sus servidores de producción, Evoluto aloja máquinas en un centro de datos instalado cerca de Brujas, en el norte de Bélgica. Pero la empresa también tiene contratado un servidor Kimsufi localizado en Roubaix para realizar replicar sus copias de seguridad fuera del territorio nacional.

«La relación disponibilidad-precio de los servidores Kimsufi es atractiva, e incluso imbatible. Por pocos euros al mes, protegemos nuestras copias de seguridad y disponemos de una ventaja comercial interesante: la garantía de que los datos de nuestros clientes están replicados en distintas ubicaciones geográficamente lejanas entre sí. Evoluto realiza estos backups incrementales mediante el protocolo rsync (sincronización remota). Además, estamos estudiando la posibilidad de contratar un segundo servidor Kimsufi para replicar nuestros backups mediante una solución de Veeam».

Como cliente de OVH desde 2005 para el registro de dominios, Alain Van Messen se declara encantado con el servicio: «Va a hacer un año que utilizamos una máquina Kimsufi y, que yo recuerde, nunca ha tenido una caída».

Más información: http://evoluto.be





«Un servidor Kimsufi es ideal para aprender… ¡e incluso para empezar en el gaming!»



Julien Bisiaux conoció Kimsufi gracias a un comparador de precios. En aquel momento quería aprender a manipular un servidor Linux de forma autodidacta. El KS 6 fue su primer servidor dedicado; una máquina que ya dominaba en pocos meses de uso intensivo.

Hace poco, Julien Bisiaux se lanzó con unos amigos al juego online desarrollando un multigaming (defcon-gaming.fr).
Confía en alcanzar unos 75 jugadores para empezar, incluyendo los amigos y conocidos virtuales que quieran unirse a la aventura.

Ha optado por montar en Debian 8 sus servidores de juegos: Garry's Mod, Minecraft…
«Hoy el día, el KS 6 es suficiente para lo que necesitamos y soporta la carga. Estamos en fase de pruebas. Lógicamente, en cuanto recaudemos suficientes donaciones migraremos a un servidor específico para gaming, como los que ofrece So you Start».





El equipo de Soundytics: Remy François (marketing y ventas), Sebastien Doubey (CTO) y Hugo Bon (CEO).



Hola, Sebastien. ¿Cómo funciona la solución Soundytics y a quién está dirigida?

Hemos desarrollado una tecnología que permite analizar el ADN de una señal sonora. De un fragmento musical, podemos extraer 15 criterios de tipo acústico, a los que agregamos casi treinta datos editoriales y sociales (popularidad del título, país de origen, fecha de salida, género musical, etc.).

A día de hoy, hemos analizado y enriquecido 8 millones de temas musicales, y queremos llegar a 20 millones de aquí a principios de noviembre. Basándonos en esta serie de datos, hemos creado un conjunto de soluciones. En primer lugar, nuestra interfaz de programación (API) destinada a las plataformas de streaming y editores musicales permite analizar un tema y encontrar temas similares en un catálogo musical, crear motores de búsqueda avanzada (de tipo busco rock, de los 80, en inglés, con un tempo rápido, estado de ánimo «happy», etc.) o incluso ofrecer «smart radios» automáticas (p. ej. una emisora de relajación con los criterios jazz, tempo lento, estado de ánimo «melancólico»). Además, creamos sistemas de escucha de música en los asientos de los aviones y automóviles para ofrecer a los pasajeros una selección sonora en función de su estado de ánimo, sus gustos o su actividad a bordo. Por último, vamos a lanzar una solución de sonorización de tiendas inteligente y telemática, para un diseño sonoro que se adapte al comportamiento de los clientes y a la identidad de la marca. A lo largo del mes de octubre estaremos en condiciones de firmar nuestro primer gran contrato. Por otro lado, hemos desarrollado una aplicación móvil («Soundytics», disponible en Android y pronto en iOS) para particulares. El usuario elige su actividad y la aplicación ofrece una lista de reproducción adaptada que puede configurar libremente (género musical, tempo, estado de ánimo, fecha de los temas, popularidad, etc.). Esta aplicación es gratuita, no está orientada a generar negocio. En cierto modo, es nuestro escaparate.


La interfaz ofrecida a las tiendas para elaborar su programación musical.


¿Qué tipo de infraestructura habéis montado?

Tenemos cinco servidores OVH y seis servidores Kimsufi. En OVH tenemos un cluster de dos máquinas (que pronto serán tres), equipadas con discos SSD y con mucha memoria RAM, para nuestras bases de datos SQL con Percona. Los discos SSD ofrecen buenas prestaciones de I/O, y conservamos un máximo de indexación en caché en la RAM para acelerar las peticiones. También en OVH tenemos un servidor de análisis con un procesador de 32 threads, con el que podemos extraer los datos de varios fragmentos en paralelo. Por último, tenemos en OVH dos servidores de almacenamiento de 12 TB, configurados en DRBD (Distributed Replicated Block Device) para constituir una especie de RAID de red. Estos servidores de archivos contienen las imágenes (concretamente las carátulas de los álbumes) y el backup de nuestra base de datos.

En Kimsufi, cuatro servidores actúan como frontales web, y están situados detrás de una máquina que reparte la carga (un load balancer de software, basado en round-robin). El último servidor nos sirve como máquina de preproducción, para nuestras pruebas internas antes de actualizar nuestros productos.


¿Por qué habéis elegido servidores Kimsufi para el frontal web?

Los frontales web alojan aplicaciones que consumen pocos recursos. Por eso, en lugar de utilizar servidores de última generación, que estarían sobredimensionados, hemos preferido servidores Kimsufi razonablemente potentes que podemos redundar debido a su precio imbatible. Con un pool de cuatro servidores web detrás del load balancer, la infraestructura es muy resistente y ofrece alta disponibilidad. Si una máquina tiene algún problema de hardware, el load balancer dirige las peticiones a los tres servidores que siguen estando operativos.


De manera general, ¿por qué trabajáis con OVH?

A decir verdad, cuando empezamos el proyecto Soundytics ni siquiera consideramos mirar en otro sitio. Con mi socio (Hugo Bon), teníamos otro proyecto empresarial también alojado en OVH. ¡Utilizo vuestros servicios desde hace tanto tiempo que ni recuerdo cómo os conocí! De cualquier forma, OVH y sus distintas marcas (OVH, So you Start, Kimsufi) se distinguen siempre por su excelente relación calidad-precio. Evidentemente, para una startup, que tiene medios limitados, es un factor muy importante.




Kimsufi utilizado en la formación de ingenieros y técnicos



«Al principio, me imagino que como mucha gente, quería poner en práctica mis conocimientos teóricos, entender cómo se administra un servidor dedicado», recuerda Frederic Bovy. «Y la mejor forma de hacerlo era empezar por mi cuenta».
Entonces acudió a OVH: «Contraté una máquina de la que estaba totalmente satisfecho, pero su precio me impedía conservarla más de unos pocos meses. Hice mis pruebas, aprendí todo cuanto pude y luego di de baja el servidor, muy a mi pesar».
Entonces descubrió la gama Kimsufi: «Era exactamente lo que buscaba. No he encontrado en ningún otro sitio la misma relación calidad-precio. Para lo que lo uso —alojamiento web y correo en FreeBSD—, no sirve de nada tener una máquina al último grito. En cambio, los precios tan asequibles de las máquinas Kimsufi me permiten disponer de un servidor de forma continua, e incluso alquilar un segundo o un tercero cuando lo necesito para pruebas más avanzadas».
Ahora puede basar las demostraciones que realiza en sus cursos en ejemplos de aplicaciones realmente conectadas a internet, alojadas en su propio servidor: «No deja de ser más creíble que utilizar un equipo de laboratorio, aislado del resto de internet». Lógicamente, los servidores Kimsufi no tienen los mismos servicios ni el mismo nivel de soporte que las máquinas comercializadas en So you Start u OVH, pero esto no preocupa mucho a Frederic Bovy: «Lo principal es que se detecten y solucionen los fallos de hardware.
Y para eso el soporte de Kimsufi es bastante eficaz: las máquinas están monitorizadas y las intervenciones se activan automáticamente.
Estos servidores no están hechos para poner en producción aplicaciones críticas, pero para mí son más que suficientes».
En este momento experimenta con herramientas de test de penetración (pentest) con vistas a un futuro curso. «¡Sigo aprendiendo gracias a mi Kimsufi!», concluye.





Kimsufi, el servidor sandbox del estudio web Nephila



¿En qué tipo de proyectos trabaja Nephila Studio?

La mayor parte de nuestros clientes son microempresas. Hacemos principalmente sitios en WordPress (para la web de la empresa) y PrestaShop (para tiendas virtuales). Por ejemplo nailangel.fr, boulevard-dore.fr, caracole.fr...


¿Qué alojamiento utiliza para preproducción y producción?

Empezamos a utilizar los servicios de OVH en 2009, concretamente un alojamiento compartido, que estamos abandonando progresivamente. En la web de OVH descubrimos Kimsufi y enseguida empezamos a utilizarlo, en el año 2012. A día de hoy, tenemos la preproducción en un Kimsufi (con Ubuntu Server) y dividimos los recursos en un servidor So you Start para alojar los sitios web de nuestros clientes.


¿Qué servidor Kimsufi ha elegido?

El mes pasado cambiamos de modelo para tener una máquina un poco más potente: el KS3 (8 GB, 1 TB, Core i-3). El modelo de 2 GB que teníamos se nos había quedado corto en relación con el número de proyectos alojados.


¿Por qué ha elegido Kimsufi? ¿Cuáles son los puntos fuertes de Kimsufi para usted?

Kimsufi no tiene competencia directa. No he encontrado en ningún otro sitio el equilibro que permite tener una máquina dedicada al menor coste eliminando las opciones y servicios superfluos.
Es un producto que no admite cualquier tipo de producción, pero es perfecto para las labores de desarrollo.

Evidentemente, trabajamos en local, pero queremos que nuestros clientes puedan seguir los avances en sus proyectos y nuestro Kimsufi es ideal para publicar en internet proyectos en desarrollo sin utilizar un servidor de producción.

También hemos instalado un servidor Subversion (SVN) en esa misma máquina para poder trabajar en modo colaborativo.

Por último, tenemos previsto instalar un segundo servidor Kimsufi para ofrecer a nuestros clientes que tienen negocios de comercio online la creación de tiendas de desarrollo para optimizar el mantenimiento de sus sitios web.

El único inconveniente que veo es la decisión de diferenciar las cuentas de cliente OVH, Kimsufi y So you Start. Un solo panel de administración sería más práctico cuando se gestionan distintos productos.




Servidor multimedia, forja de software y almacenamiento de fotos:
Martín, en 5º de Informática, nos cuenta cómo utiliza su Kimsufi.



¿Por qué ha elegido un servidor Kimsufi?

Después de experimentar con el servidor en casa (léase: un viejo PC alojado en mi habitación), opté por un VPS, una solución económica pero que tiene sus limitaciones: la elección de sistemas operativos suele ser limitada, ya que está sujeta a las restricciones de las tecnologías de virtualización utilizadas para generar los VPS.

En mi caso, yo quería un servidor con Archlinux, una distribución que Kimsufi ofrece preinstalada.

Desde un punto de vista económico, no tengo ni los medios ni necesidad de contratar un servidor dedicado de varias decenas de euros al mes.

En Kimsufi he encontrado una máquina de 4 threads por 8,50 €/mes (el PS-4 AtomTM 330 2c/4t 1,6 GHz+, con 2 GB de RAM, 500 GB de espacio en disco y un ancho de banda garantizado de 100 Mbps). No hace falta decir que, sin esta oferta única, habría seguido intentando apañarme con diferentes servicios…
Lo que me convenció fue la relación calidad-precio.
Es un argumento que conduce por sí mismo a los servicios del grupo OVH.


¿Para qué utiliza el servidor Kimsufi?

Mi Kimsufi es polivalente. Por un lado, lo utilizo como servidor multimedia, con Plex Media Server (basado en XBMC). Guardo en él mi biblioteca personal de vídeo y música y así puedo acceder a ella desde cualquier lugar.

Por otro lado, utilizo mi Kimsufi como forja de desarrollo de software, con GitLab. Además, realizo algunas copias de seguridad en mi Kimsufi (principalmente fotos, que también tengo duplicadas en hubiC), y me sirve como entorno de desarrollo complementario, para trabajar cuando no estoy en casa.


¿Qué sensación tiene después de unas semanas de uso?

Mi servidor Kimsufi es sólido, con una buena calidad de servicio (uptime, rapidez de acceso). No necesito un soporte más avanzado porque precisamente opté por un servidor dedicado para tener el control sobre todo.
¡Y es lo que hago y lo que me gusta!






Kimsufi y usted


¿También quiere dar su testimonio?
¡Contacte con nosotros!



dar mi testimonio


Foro Kimsufi


Consulte los anuncios relativos a las últimas innovaciones de Kimsufi. Pida ayuda a la comunidad y publique sus comentarios sobre el uso cotidiano de su servidor.




Acerca de Kimsufi




Nuestro concepto: el servidor dedicado barato


Para garantizar los mejores precios, los servidores Kimsufi solo utilizan los componentes y servicios esenciales. A día de hoy, los Kimsufi se comercializan en los cinco continentes tanto de forma directa como a través de miles de revendedores.

Los servidores Kimsufi, que están alojados en centros de datos de OVH situados en Norteamérica y Europa y se benefician de la red mundial de fibra óptica propia de la empresa de hosting, equipada con tecnología anti-DDoS, ofrecen una calidad de servicio reconocida por miles de usuarios.


Más información

¿Necesita más?


¿Sus proyectos necesitan máquinas más potentes o entornos, opciones, servicios o garantías que Kimsufi no ofrece?

Descubra las gamas de servidores:
So you Start (desde 30,00 €/mes) y
OVH (desde 59,99 €/mes).

Estos servidores tienen IP failover, licencias Windows, soporte avanzado o vRack* (red privada entre sus servidores).






Este sitio utiliza cookies para asegurar el buen funcionamiento de su visita, ofrecerle servicios que se ajusten a sus intereses y realizar estadísticas de audiencia. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información y para cambiar la configuración de las cookies, haga clic aquí.
Aceptar