¿Qué es un alojamiento web?


¿Qué es un alojamiento web?

Para poder publicar online un blog, un sitio web corporativo o una tienda virtual, en primer lugar necesitará alojarlos. Un alojamiento web es la tecnología que permite que todos sus contenidos estén accesibles en línea de forma permanente a través de un ordenador conectado a internet: es lo que conocemos como servidor.

Definición de alojamiento web

De manera general, el alojamiento de sitios web se refiere al espacio de almacenamiento que permite que estos contenidos estén disponibles online y reciban las visitas de los internautas. Sin embargo, este tipo de servicio no es exclusivo del ámbito empresarial o del comercio electrónico: sin alojamiento web, internet no existiría como tal. Aunque, en los albores de internet, los alojamientos permitían publicar simples páginas fijas, actualmente estos servicios alojan y permiten publicar sitios interactivos y aplicaciones complejas.

Pero ¿cómo funciona un alojamiento web?

En primer lugar necesitamos un dominio. Los dominios constituyen el componente principal de su identidad y funcionan como una especie de tarjeta de visita en internet. Pero, ¿cuál es su función? El sistema DNS (Domain Name System) necesita un nombre de dominio para conectar este último con su dirección IP permitiendo así que los internautas accedan a su sitio web en los motores de búsqueda al introducir su URL o una parte de ella. Gracias a este sistema, cualquier usuario puede consultar sus contenidos para conocer mejor la actividad de su negocio.

¿Qué es un dominio?

Un dominio consiste en un conjunto de términos asociados a su dirección IP que permiten redirigir a los visitantes hacia su sitio web. Por ejemplo, nuestro dominio «www.kimsufi.com» está compuesto por varios elementos. Siguiendo el orden de lectura, encontraremos los siguientes elementos:

  • El subdominio de tercer nivel «www», que sigue siendo el más común y el más utilizado en internet.
  • A continuación encontraríamos el dominio de segundo nivel, inexistente en este caso. Este elemento representa una subcategoría del dominio, como «empleo» en «www.empleo.miempresa.com».
  • El dominio principal o raíz en nuestro ejemplo sería «kimsufi» y constituye el elemento central del dominio. Este nombre debe ser breve, fácil de leer y ofrecer una clara visión de su actividad.
  • En último lugar encontramos el dominio de nivel superior o extensión (en nuestro ejemplo, la extensión «.com»). Algunas de las extensiones más populares en internet son el «.org», el «.eu» o el «.net»: son las conocidas como extensiones genéricas (gTLD). También existen extensiones geográficas (ccTLD) como el «.es», el «.fr» o el «.it». En nuestro sitio web encontrará una extensión para cada uso. ¡Consulte la lista de todas las extensiones disponibles con OVHcloud y elija el dominio que mejor se adapta a su actividad!

Asimismo, en nuestra página dedicada podrá poner a prueba diferentes combinaciones hasta encontrar el dominio perfecto para su empresa.

 

¿Cuáles son los diferentes tipos de alojamiento?

Existen diversas opciones en función de sus características técnicas, por lo que cada una de ellas proporciona diferentes ventajas. Incluimos a continuación las soluciones más populares que ofrecen los proveedores de hosting.

Alojamiento compartido

Se trata de la solución de alojamiento más popular gracias a su relación prestaciones-precio especialmente interesante para aquellos usuarios que desean lanzar su actividad online. Esta tecnología «compartida» permite que diferentes usuarios alojados en una misma máquina compartan los recursos del servidor. Sin embargo, los contenidos alojados no son accesibles para el resto de usuarios del alojamiento. Algunos proveedores de hosting ofrecen alojamientos web administrados con los que no tendrá que preocuparse por el mantenimiento, la actualización ni la monitorización del servicio.

Los alojamientos compartidos de OVHcloud incluyen gestores de contenidos (CMS) preinstalados como WordPress, PrestaShop, Drupal o Joomla! con los que podrá crear su sitio web o tienda online en solo unos clics.

De este modo, no tendrá que depender de un lenguaje de programación ni de un framework. Asimismo, nuestros planes de hosting también incluyen servicios como un certificado SSL, protección anti-DDoS, copias de seguridad y un dominio gratis durante un año. Esta opción es, sin duda alguna, la solución perfecta para dar sus primeros pasos online y alojar su tienda online o aplicación web fácilmente.

Servidor privado virtual (VPS)

Un VPS es una máquina virtual creada a partir de un servidor físico con la que podrá disfrutar de un entorno dedicado a su proyecto web. Los VPS ofrecen una solución flexible, ideal para familiarizarse con un primer servidor. En OVHcloud creemos que un VPS debe adaptarse lo máximo posible a la actividad de su usuario, por lo que hemos llevado la personalización y la flexibilidad a otro nivel. Así pues, con nuestros VPS podrá elegir el sistema operativo de entre numerosas distribuciones Windows y Linux preinstalables, así como una plataforma de gestión (cPanel o Plesk) para ayudarle a administrar su máquina. Asimismo, podrá añadir recursos en cualquier momento para, por ejemplo, hacer frente a los picos de actividad.

La seguridad de sus datos también es un requisito fundamental para nosotros, por lo que dispondrá de opciones de backup automáticas («autobackup») y manuales («snapshots»).

Servidor dedicado

Este tipo de máquina, que dispone de un mayor número de recursos en términos de CPU, RAM, ancho de banda y espacio en disco, es la solución perfecta para proyectos web complejos, ya que todos los recursos del servidor están asignados. Así pues, constituye la piedra angular de su infraestructura en la nube. Además, se trata de un servicio sumamente personalizable y adaptado a una gran variedad de usos: alojamiento multisitio, aplicaciones empresariales, virtualización, inteligencia artificial (IA), gaming, etc.

kimsufi-overview-transparent

¡Lance hoy mismo su proyecto!

Descubra nuestros planes integrales de alojamiento web profesional

¿Qué solución de alojamiento elijo?

Antes de elegir un alojamiento web, le recomendamos que siga los siguientes pasos:

  • en primer lugar, analizar el objetivo de su proyecto web;
  • definir a qué usuarios se dirige y cuál es el volumen de visitas esperado;
  • evaluar la criticidad del proyecto y sus necesidades en materia de seguridad;
  • saber si dispone de los equipos necesarios para administrar las soluciones elegidas;
  • establecer un presupuesto coherente con sus objetivos online.
Analizar de forma precisa las necesidades de su proyecto para elegir el mejor alojamiento web

Si solo quiere publicar un blog personal, seguramente un alojamiento compartido sea más que suficiente. Lo normal es que el tráfico de este tipo de sitios web personales sea menor que el de un sitio web empresarial, por lo que no necesitará una gran cantidad de recursos.

Si, por el contrario, quiere crear un sitio web de e-commerce, le recomendamos que elija un entorno dedicado con el que podrá disfrutar de mayor libertad para administrar su sitio web. En ese caso, le recomendamos que elija cualquiera de los VPS de OVHcloud dotados de tecnología de almacenamiento SSD NVMe para reducir el tiempo de carga de sus contenidos.

Por su parte, los proyectos de IA requieren un mayor número de recursos, por lo que necesitará contar con, al menos, uno o varios servidores dedicados con una gran potencia de cálculo. Esta solución también es adecuada para aplicaciones empresariales críticas que necesitan alta disponibilidad y resiliencia.

Por último, también deberá tener en cuenta el resto de servicios que desea asociar al alojamiento, ya que es posible que necesite alojar una cuenta de correo, varios sitios web y varios dominios o añadir una CDN (Content Delivery Network), etc.